lunes, 16 de enero de 2012

Taco perdido

En mi primera experiencia con la xilografía en el taller de grabado, practiqué con el color y a partir del método del taco perdido. Este método consiste en ir devastando en la madera el color que se quiere reservar en el papel. Es decir se parte por los colores más claros a los más oscuros, ya que se va sobreponiendo la impresión sobre la anterior. Éste trabajo me ayudó a experimentar con la técnica, los cambios que experimenta el color, ya sea por la sobreposición o por interacción que produce su yuxtaposición, la que hacen que cambie la percepción de estos.

Del mismo modo, se requiere de una edición y cálculo previo, ya que la matriz al ir devastándola pierde la imagen anterior y no se puede corregir ni volver a arreglar porque el trazado inicial ya no existe, siendo la edición limitada desde su origen. Además de la precisión  en el calce de cada color que se va sumando.




XILOGRAFÍA EN COLOR
El procedimiento para obtener una xilografía en diversos colores consiste en grabar una plancha diferente para cada uno de los colores que deseamos y después irlos imprimiendo uno sobre otro. Logrando los distintos colores en la misma hoja por calce.  Este trabajo es por taco perdido es decir, se utiliza una sola plancha que se va devastando después de cada impresión para asi conservar el color e imprimir uno nuevo sobre este.
No podemos olvidar que en el tiraje la superposición de dos colores dará lugar a un tercer color. Un grabado en colores de calidad se caracteriza por una perfecta superposición de las superficies coloreadas. Para conseguir que los colores tan sólo se pisen cuando sea necesario se utiliza un sistema de registro ya que al ir gastando la matriz no se volver a a obtener la imagen anterior, y es necesario el registro en caso de errores.

Saludos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada